La pedagogía de la fascinación

El arte de la fascinación, de la sedución, del encandilamiento…
¿Por qué no en educación? Redescubramos la fascinación por enseñar y aprender

FacebookTwitterGoogle+
Esta entrada fue publicada en Competencia Personal. Guarda el enlace permanente.